Hay que tener especial cuidado en los primeros días de vida del bebé por diversas cuestiones, una de las más importantes es el tema del baño.

Muchos progenitores tienen mil preguntas: ¿cómo bañar al recién nacido?, ¿cada cuanto hay que bañar al bebé? Etc. A lo largo de este artículo te daremos las claves sobre este tema.

¿Cómo bañar a tu bebé?

  • Lo que diferencia el baño de un bebé recién nacido al de un bebé más grande es el tema del cordón umbilical. Como el cordón aún no se ha caído, es preferible no sumergir al bebé durante los baños, puesto que la herida debe mantenerse lo más seca posible para una correcta cicatrización. Por ello, se puede colocar al bebé en una pequeña bañera e ir lavándolo por partes, con un jabón específico para su delicada piel
  • Hay algunos expertos que también aconsejan la “limpieza en seco”, es decir, ni siquiera utilizar una bañera; en el propio cambiador lavarlo con un paño húmero. Incluso, en ocasiones, sin jabón
  • Una vez el cordón se haya caído y veamos que la cicatrización se está realizando de manera correcta, alrededor de una semana después, ya podemos realizar la inmersión del bebé
  • Independientemente de la forma que se decida lavar al bebé, hay que tener sumo cuidado con las curas del cordón. Hay que secarlo minuciosamente siempre, usar alcohol de 70º y taparlo siempre con el pañal para evitar que se enganche con la ropa
  • Otra cuestión es la relativa a ¿cuándo bañarlo antes o después de comer? Siempre se ha creído en el corte de digestión. Pero es una cuestión errónea. Se produce un desvanecimiento durante el baño no porque se haya comido hacía pocos minutos, sino por el cambio brusco de temperatura. Por tanto, da igual bañar al bebé antes o después de comer, siempre y cuando no hayan cambio bruscos de temperatura

¿Cada cuánto hay que bañarlo?

Cuando hablamos de bebés tan pequeños, cabe destacar que no es necesario bañarlos todos los días, en primer lugar porque su actividad casi nula hace que apenas suden. Además, los bebés nacen con una capa de piel que les protege de gérmenes y bacterias, por tanto, esta protección natural no conviene quitarla a diario. Sin embargo hay zonas que sí hay que lavar a diario y tener especial cuidado: los genitales, pliegues en las axilas o ingles y la zona del cuello.

 
Cómo bañar a tu bebé
 

Cuando hablamos de bebés más grandes, cuando ya empiezan a gatear, a tocarlo todo, a estirarse en el suelo… sudan y se manchan más; por tanto, en esa época si que es conveniente lavarlos a diario. Siempre con jabones y lociones corporales aptas para bebés.

Después del baño

Tras el baño, debemos secarlo muy bien, sobre todo la zona del cordón umbilical si es un recién nacido. Sobre todo, hay que tener cerca toda su ropa, no debemos dejar que coja frío; el cambio brusco de temperatura podría afectarle.

 
Después del baño
 

Cuando se trata de bebés más mayores, el baño se convierte en el ritual rutinario por excelencia. El baño es una forma de relajar al pequeño, después puede cenar y dormir calmado.

Consejo Nannak

Gracias a su diseño impermeable, podéis utilizar el BOKSI Baby Care Station para secar y vestir a vuestro bebé tras el baño.

 

Y tú, ¿tienes ya un cambiador de bebé BOKSI Baby Care Station?

Con el BOKSI Baby Care Station conseguirás un cambiador de bebé fácil de mantener y limpiar:

  • Fácilmente transportable
  • Sencillo de limpiar
  • Seguro y confortable
  • Certificado por AIJU

Ver producto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Te podemos ayudar?
close slider

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Rellena el formulario de contacto y daremos respuesta a tu petición lo antes posible.