Guía práctica para el baño de tu bebé

Uno de los momentos más relajantes para un bebé puede ser la hora del baño. Ese momento en el que queda poco para acabar el día, se relaja y puede dormir más fácilmente después. Además, es un momento de encuentro con sus padres podéis ponerle música, cantar, darle juguetes… Sin embargo, cabe decir que durante las primeras semanas de vida hay que tener mucho cuidado con el pequeño, debido a que el cordón umbilical aún no se ha caído y debe mantenerse seco para una correcta cicatrización. Asimismo, debemos tener en cuenta los productos con los que bañaremos al bebé, hay que utilizar toallitas respetuosas con su piel y geles sin ningún tipo de químico.

 

Por otro lado, sobre la hora del baño siempre han corrido muchos rumores: ¿podemos bañarlo con fiebre?, ¿antes o después de comer?, ¿podemos bañarlo si tiene tos?… Lee atentamente este artículo porque te resolvemos todas tus dudas.

 

Consejos sobre la hora del baño

 

  1. ¿Puedo bañar a mi hijo si tiene fiebre? Sí, se puede bañar al bebé sin ningún problema. Lo importante es que no quede expuesto a cambios bruscos de temperatura. Por ello, si tiene fiebre es aconsejable bañarlo en agua templada y secarlo rápidamente y con mucho cuidado. No debe notar el agua muy caliente y luego la temperatura ambiente muy fría, porque se debilitarían aún más sus defensas.
  2. ¿Puedo bañar a mi hijo si tiene tos? Sí, de hecho cuando el bebé está resfriado y tiene tos es aconsejable bañarlos. Esto es debido a que gracias al aire caliente y húmedo humidifica el moco y despeja las vías respiratorias.
  3. ¿Cuándo debo bañar a mi bebé? Muchas personas creen que sólo se puede hacer el baño antes de las comidas, pero eso no es así. Si la temperatura del agua es la adecuada no hay peligro de que el niño sufra un corte de digestión. El corte de digestión ocurre cuando hay un cambio brusco de temperatura, por ello, siempre hay que abrigar al bebé antes y después del baño.

 

Consejo Nannak

 

Desde Nannak te aconsejamos que tengas cerca el BOKSI Baby Care Station, de ese modo nada más salir de la bañera tienes el cambiador y ya puedes hacerle un masaje, ponerle crema o aceite corporal y, finalmente, vestirle. Además, no te preocupes si colocas al bebé en el BOKSI cuando aún esté mojado, ya que este cambiador es impermeable no pasa nada si tiene contacto con el agua. De igual manera ocurre si se mancha con la crema corporal, lo puedes limpiar fácilmente en la bañera.

 

Y tú, ¿tienes ya un cambiador de bebé BOKSI Baby Care Station?

Con el BOKSI Baby Care Station conseguirás un cambiador de bebé fácil de mantener y limpiar:

  • Fácilmente transportable
  • Sencillo de limpiar
  • Seguro y confortable
  • Certificado por AIJU

Ver producto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Te podemos ayudar?
close slider

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Rellena el formulario de contacto y daremos respuesta a tu petición lo antes posible.